martes, 17 de diciembre de 2013

Las castañeras y mi colegio Nazaret




Había una vez dos castañeras que iban al colegio a dar castañas a los niños buenos.

Pero había una niña que se llamaba Ainoha y que les robaba las castañas.

Las dos castañeras estaban tristes y un niño que se llamaba José Manuel les dijo que las iba a ayudar intentando hablar con la niña. Le dijo a Ainoha que les devolviese las castañas y que seguro que las castañeras la perdonarían y que así no se sentirían tristes.

La niña se sentía culpable y les dijo a las dos castañeras que lo sentía mucho.

Las dos la perdonaron y una de las castañeras le dijo:

    -No llores, te daremos castañas como a los demás niños y niñas del cole.
    Se perdonaron y fueron muy amigas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada